Noticias

Periodistas de Paraguay denuncian el «mal uso» de una ley que protege a la mujer


2024-02-26
https://efeminista.com/
Efeminista

Los periodistas han pedido al Poder Judicial, a través de la Corte Suprema de Justicia, que emita «lineamientos u orientaciones para la correcta aplicación de la Ley, evitando discrecionalidad que acarrea arbitrariedades».

EFE | Asunción - 26 febrero, 2024

La Asociación de Reporteros Gráficos, el Sindicato de Periodistas y la Asociación de Comunicadores de Paraguay han denunciado la censura a quienes destapan casos de corrupción de instituciones públicas y advierten que para ello, se basan en una «mala utilización» de una ley de protección a la mujer.

Los gremios han alertado de «la mala utilización de la Ley 5777/16 de protección a la mujer contra toda forma de violencia como herramienta de censura a través de las medidas de protección».

En ese sentido, los  periodistas han pedido al Poder Judicial, a través de la Corte Suprema de Justicia, que emita «lineamientos u orientaciones para la correcta aplicación de la Ley, evitando discrecionalidad que acarrea arbitrariedades».

Mal uso de la ley

La abogada en derechos humanos y portavoz de los denunciantes, Alejandra Peralta, ha explicado a EFE que ha habido casos en los que varios periodistas han sido denunciados por abusar y violentar a funcionarias públicas con el fin de conseguir medidas de protección tras haber sido denunciadas o investigadas por corrupción por estos mismos profesionales en Paraguay.

«Utilizan la ley y obtienen medidas cautelares donde los periodistas ya sencillamente no pueden referirse o no pueden hablar sobre las mujeres denunciantes», ha detallado Peralta.

Peralta advierte que la disposición judicial impide que se sigan con las investigaciones o se realicen coberturas periodísticas.

La abogada alerta que, si una ley creada para proteger a la mujer en Paraguay se usa «como vía de censura» se pervierte todo el sistema y la seguridad jurídica del país. Esta norma, según Peralta, se está usando como «una herramienta que finalmente avala hechos de corrupción«.

«Y la corrupción no tiene género, puede ser cometida tanto por hombres como por mujeres», concluye.

Uno de esos casos es el de la periodista Mabel Portillo, quien al abrir una investigación por corrupción contra la alcaldesa de un municipio paraguayo, fue denunciada por violencia y la funcionaria obtuvo, a través de la ley, una medida cautelar con una orden de alejamiento contra la periodista «por ser violentada como mujer».

Otros comunicadores afectados por la aplicación de esta normativa fueron Christian Chena, defendido por Peralta, y Alfredo Guachiré.

Nuestros Financiadores