Noticias

La mitad de los feminicidios en Cochabamba tiene condena


2024-05-15
https://www.opinion.com.bo
Opinión

En lo que va del año, se han registrado seis crímenes que acabaron con la vida de mujeres en el departamento. De estos casos, tres han resultado en sentencias condenatorias de 30 años de cárcel.

En lo que va del año en Cochabamba, se han registrado seis feminicidios, de los cuales tres ya tienen sentencia condenatoria de 30 años de presidio sin derecho a indulto. Los responsables admitieron su culpabilidad y se sometieron a juicios abreviados.

El último feminicidio, el sexto, se conoció el fin de semana. Ismael Flores Coaquira, de 40 años, acabó con la vida de su expareja, Tomasa P.A., de la misma edad, en el municipio de Entre Ríos, en la región del Trópico de Cochabamba. Tras cometer el crimen, Flores Coaquira llamó a una funcionaria municipal el 10 de mayo para confesar el hecho y proporcionar información sobre la ubicación del cuerpo. Horas más tarde, la Policía logró su aprehensión en Ivirgarzama.

Además, el agresor grabó un video en el que confesaba ser el autor del feminicidio e intentaba justificar sus acciones diciendo que “se le fue la mano”.

El domingo 12 de mayo, Ismael compareció ante un juez cautelar y admitió su culpabilidad, sometiéndose a un juicio abreviado que resultó en una sentencia de 30 años de prisión en El Abra. De acuerdo con las investigaciones, la víctima fue hallada sin vida en una casa deshabitada en Entre Ríos. La autopsia reveló que la mujer falleció a causa de anoxia anóxica, constricción cervical y asfixia mecánica por estrangulamiento a lazo. Ismael, quien había sido liberado recientemente de la cárcel, fue en busca de su expareja en cuanto tuvo la oportunidad para cometer el crimen.

Casi un mes antes, el martes 23 de abril, se reportó el quinto feminicidio, luego de que Remigia P.M., de 62 años, saliera de su hogar el domingo 21 de abril para cuidar de sus ovejas en la zona de Mataral de Pocona y no regresara. Sus hijos, preocupados por su ausencia, la buscaron y la encontraron sin vida en una zanja, presentando signos de violencia sexual. Pocos días después, padre e hijo fueron detenidos para ser investigados. El hijo, un adolescente de 17 años, es el principal sospechoso del crimen y se encuentra en detención preventiva en el Centro de Reintegración Social Cometa, mientras que su padre está recluido en la cárcel de El Abra.

Aurelia C.V., de 33 años, se convirtió en la cuarta víctima de feminicidio en Cochabamba. Su concubino Simeón Jiménez Quinto, de 38 años, acabó con su vida el lunes 22 de abril con 25 puñaladas mientras ella dormía en su vivienda ubicada en Capinota. Incluso su hijo menor, de seis años, resultó herido en la cabeza. El autor confesó su culpa y se sometió a un juicio abreviado que concluyó con una condena de 30 años de prisión en El Abra.

Por otro lado, Justina C.M., de 24 años, fue asesinada presuntamente por su enamorado Cosme M.B., de 28 años, el 3 de marzo. Aunque el cuerpo fue encontrado casi una semana después, el 8 de marzo, en un cuarto alquilado por la víctima en la OTB Minero San Juan, a la altura del kilómetro 10 de la avenida Petrolera. El hombre se encuentra bajo detención preventiva en el penal de El Abra.

En enero, dos mujeres fueron víctimas de feminicidio. Hilda T.V., de 39 años, fue atacada por su expareja Nivardo Yapura Calizaya, de 37 años, la noche del 23 de enero en un inmueble ubicado en Sacaba. El hombre confesó su autoría y, tras un juicio abreviado, fue sentenciado a 30 años de cárcel en El Abra.

El 2 de enero, Katherine M.T., de 42 años, fue encontrada sin vida en un callejón de la OTB Loyola de Quillacollo. Su esposo, Javier Z.F., de 42 años, fue aprehendido y aunque inicialmente se declaró culpable y expresó su intención de someterse a un juicio abreviado, posteriormente retractó su declaración alegando que lo hizo en estado de embriaguez, por lo que le dictaron detención preventiva.

Según información del Observatorio de Justicia de la Fundación Voces Libres, estos seis feminicidios han dejado a 14 huérfanos, uno de ellos joven y los otros 13 niños, niñas y adolescentes.

Nuestros Financiadores