Noticias

Nicaragua dialoga por una solución negociada


2018-05-16
correodelsur.com
Correo del Sur

Las protestas callejeras comenzaron hace tres semanas en la capital, Managua.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, estará hoy, miércoles, en la instalación de la mesa de Diálogo Nacional del país, sumido en una crisis desde hace 28 días y que ha dejado decenas de muertos y centenares de heridos, anunció ayer la vicepresidenta Rosario Murillo.

"Instalado el diálogo nacional por los señores obispos, estará allí nuestro presidente (Daniel Ortega), estaremos nosotros, estarán nuestros representantes, según la metodología y la organización que dispongan los obispos de Nicaragua como mediadores y testigos de este evento histórico que con toda seguridad va a trabajar por la paz decididamente en nuestro país", indicó la dignataria y también esposa de Ortega.

Murillo reiteró la participación del Gobierno en el diálogo y la necesidad de acudir con buena voluntad.

"Ahí estaremos, tal y como hemos sido invitados por Su Eminencia, los señores obispos de nuestro país, para trazar esas rutas que nos permitirán, Dios mediante, escucharnos y discutir nuestros problemas con buena voluntad y con buen corazón", indicó.

La vicepresidenta abogó porque "la paz sea el objetivo y la esperanza, y el diálogo la puerta y el camino".

Durante su declaración en los medios del Gobierno, la Primera Dama no especificó si el Presidente asistirá de forma permanente a estas negociaciones o si sólo acudirá a su apertura en la jornada de mañana.

La Vicepresidenta tampoco detalló quiénes serán los demás miembros que representarán al Gobierno durante el tiempo que dure el diálogo.

En la mesa del diálogo nacional participarán el Gobierno, los estudiantes y representantes de la sociedad civil y del sector privado, entre otros, el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), la Cámara de Comercio americana (AMCHAM) y la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (FUNIDES).

Un nuevo enfrentamiento entre agentes de la Policía Nacional y un grupo de manifestantes críticos con el Gobierno, en el norte de Nicaragua, dejó más de diez heridos y provocó la intervención de sacerdotes locales que mediaron por un cese a la violencia.

Nuestros Financiadores